lunes, 26 de noviembre de 2012

MIS QUESADILLAS DE POLLO

          A petición de mi amiga Marta, hoy subo por fin esta receta al blog (aunque me estuve haciendo bastante de rogar porque es mi receta estrella).

          Tanto ella como yo somos unas enamoradas de México y de su gastronomía, y me encanta su teoría la cual dice que si el paraíso existe, está sin duda alguna en México.

          Me horrorizan los preparados que venden de comida mejicana por varias razones; una de ellas porque no tengo ni idea de lo que estoy comiendo, y otra porque no tiene nada que ver con la comida mejicana.

          Así que después de mucho experimentar para conseguir unas quesadillas lo más "mejicanas" posible, llegué a esta receta que sin duda se encuentra en una de mis favoritas.

          Hice muchas variaciones, y simplifique lo más posible la receta y los ingredientes, para que sin problema podáis hacer esta receta sin volveros locos. ¡No hay excusa para no hacerlas!


  • INGREDIENTES:
8 tortillas de trigo
50 gr. de mantequilla
1 cebolla grande
500 gr. de pechuga de pollo
300 gr. de champiñones frescos
1 guindilla cayena
50 ml. de coñac
200 ml. de nata líquida
200 gr. de mozzarella rallada
sal
pimienta
 
          Lo primero que vamos a hacer es poner la mantequilla en una sartén grande, a fuego medio para que se vaya derritiendo.
 
          Picamos la cebolla en juliana, y la agregamos a la sartén. Dejamos que se vaya pochando a fuego bajo para que se haga poco a poco y no coja color.
 
          Mientras troceamos el pollo en daditos, laminamos los champis y machacamos la guindilla en el mortero o picadora.
 
          Cuando la cebolla esté bien pochada, subimos el fuego y añadimos el pollo, removiendo bien para que no se queme la cebolla.
 
          Una vez que el pollo se va sellando, agregamos los champis, damos una vueltas  y cuando empiecen a perder dureza, echamos el coñac y reducimos a fuego alto dos minutos.
 
          Salpimentamos y añadimos la guindilla (podemos agregar más o menos, pero ir probando mejor), y luego la nata.
 
          Dejamos hervir la nata unos minutitos para que espese un poco, rectificamos de sal y retiramos del fuego.

          Agregamos la mozzarella y revolvemos bien hasta que se deshaga, y quede todo bien integrado.
 
          Ponemos las tortillas en un plato y las calentamos un minuto al micro, para que cojan elasticidad y sean más manejables.
 
          En la sartén dibujamos con una cuchara de madera una cruz para dividir el relleno en cuatro porciones más o menos iguales, y rellenamos las tortillas (ponemos de base una tortilla, una cuarta parte del relleno encima y tapamos con otra tortilla) y las partimos en cuatro porciones.
 
          Se pueden tomar en el momento o tomar más tarde, calentándolas sin problema en el micro, y están bueníiiisimas!!!


          Y como no, dedicar esta receta a mis grandes amigos Marta y Tomás, con todo mi cariño.
         

         

          

6 comentarios:

  1. He tenido el placer de probar esta delicia elaborada por Sonia, y es sencillamente espectacular.
    Ahora, a hacerle la pelota para ver si vuelve a invitarme...se me hace la boca agua de sólo pensarlo...
    Y qué mejor que finalizar la velada con esa botella de José Cuervo, ¿eh, Sonia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas invitado sin tener que hacerme la pelota, jejeje, y recuerda que José Cuervo te espera...

      Eliminar
  2. Yo tambien he tenido el placer de probarlas, y estas exquisitas!!! a partir de ahora te copiare la receta jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes hacer la receta siempre que quieras ne.

      Eliminar
  3. Sencillamente espectaculares!! Estamos deseando que nos vuelvas a invitar, jejeje.
    Es un honor tener una dedicatoria en tu blog. Muchas gracias de todo corazón!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es un gran honor, es tener una amiga como tu. Un besazo wapa!!!

      Eliminar