sábado, 29 de diciembre de 2012

MAZAPANES

          Dicen que en navidad siempre ocurre algún milagro. Pues aunque esto no sea un milagro, ni un minimilagrito, algo es.
 
          Nunca, y repito nunca, me gustaron los mazapanes. Era verlos y los pelos se me ponían como escarpias.
 
         Pero en estas navidades algo cambio; hice mazapanes, probé un mazapán, y luego otro, y luego por si acaso otro,  y no me lo podía creer. ¡¡¡Me gustaban mis mazapanes!!!
 
          No se si será porque nunca los había probado caseros, o por qué, pero después de terminar el medio kilo de mazapanes entre dos, tuve que ponerme a hacer más mazapanes.
 
          Y la verdad es que por curiosidad probé un mazapán comprado, de una marca comercial muy conocida navideña y de calidad, y no me gustaron!!!!
 
          Así que probad a hacerlos en casa, que son muy fáciles de hacer y entretenidos, y comparad entre los mazapanes comerciales y los caseros. Ya me contaréis!!!


  • INGREDIENTES:
250 gr. de almendra molida
250 gr. de azúcar glass
1 huevo
agua

          Es tan simple como coger un  bol y mezclar la almendra con el azúcar, y mezclar con una espátula o cuchara.
 
          Separar la clara de la yema del huevo, y batir bien la clara, sin que llegue a montarse.
 
          Añadir la clara al bol, y revolver bien con la espátula, y después mezclar con la mano bien, para que la masa se vaya humedeciendo.
 
          Después vamos añadiendo cucharadas de agua, de una en una, hasta que podamos formar una bola de masa.
 
          Una vez tengamos una bola, ponemos en la encimera papel vegetal, la ponemos y por encima otra hoja de papel vegetal.
 
          Estiramos la bola de masa con el rodillo, y vamos haciendo mazapanes con cortadores que tengamos por casa o sino a mano o con tapones de botellas (imaginación al poder).
 
          Los vamos colocando en una bandeja de horno, sobre papel vegetal y cuando los tengamos todos cortados y decorados al gusto, los pintamos con la yema de huevo batida.
 
          Ponemos el horno a 200º grados, dejamos que se caliente unos 10 minutos e introducimos los mazapanes  en la parte alta del horno.

          Vigilamos bien los mazapanes ( no os doy un tiempo porque va a variar dependiendo del horno), y cuando veáis que se empiezan a poner dorados, los sacáis y los dejáis enfriar en la bandeja sin manipularlos.
 
          Y una vez fríos, a comeeerrrr!!!!
 
         

         

miércoles, 19 de diciembre de 2012

CAZUELA DE PESCADO Y MARISCO

          Y sin previo aviso...ya están aquí las navidades otra vez.
 
          Pasa el tiempo volando, casi sin enterarnos y nos vemos de repente rodeados de luces, árboles, belenes y demás artilugios navideños.
 
          No me gustan demasiado estas fechas, la verdad; hay gente que lo vive intensamente, que está poseída por el espíritu navideño desde hace meses, y que se ofende al encontrarse a otras personas, (como yo), que no se dejan poseer fácilmente.
 
          Aún así, no queda más remedio que intentar poner buena cara y pasar las navidades de la mejor forma posible, y no agobiarse sobre todo con los preparativos de las comidas navideñas.
 
          Yo soy de las que piensa que hay que hacer recetas fáciles, pero resultonas; y para ello no hace falta pasarse horas y horas en la cocina.
 
          Opino que vale más hacer platos rápidos, y rodearse de amigos o familiares, que acabar rodeada de cacharros por todas partes sin saber muy bien que hacer.
 
          Así que aquí os dejo una receta fácil, rápida y un poco diferente para estas fiestas, ya que la sopa de marisco, el cordero y el pavo, además de llevar bastante tiempo y elaboración, ya están bastantes vistos en estas fechas (aunque a una buena sopa, yo nunca digo que no).


  •   INGREDIENTES (4-6 personas):
2 kg. de merluza del cantábrico
500 gr. de almejas
800 gr. de gambón
1 litro de caldo de pescado
1 vaso de vino blanco de calidad
6 cucharadas de tomate frito
5 dientes de ajo
1 guindilla cayena
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharada de harina
perejil
sal
aceite de oliva

          En una cazuela grande, pondremos un chorrito de aceite de oliva y sofreimos los ajos bien picaditos con la guindilla.
 
          Cuando comiencen a tomar un poco de color los ajos, añadimos la cucharada de harina y dejamos un minuto para que se tueste un poco.
 
          Después agregamos la cucharadita de pimentón, removemos rápido para que no se queme y echamos el vino blanco.
 
          A continuación agregamos el tomate frito, revolvemos y cuando comience a hervir ponemos el caldo de pescado.
 
          Sazonamos la salsa, sacamos la guindilla y añadimos la merluza sazonada y cortada al gusto (o bien en rodajas o bien pedimos que nos saquen dos filetes y los cortamos en trocitos), dejándola cocer  a fuego medio unos 5 minutos.

          Luego  agregamos las almejas limpias y los gambones, y en cuanto se abran las almejas, retiramos del fuego.
 
          Espolvoreamos con perejil y ya está listo para servir. 

          ¡¡¡Felices fiestas a todos!!!

                   

       

martes, 4 de diciembre de 2012

CUPCAKES DE CREMA DE ORUJO Y CHOCOLATE

          Antaño, yo era una gran fan del Baileys (con esto no quiero decir que soy alcohólica ni nada de eso, jejeje) pero con el tiempo, como con todo, una se cansa.
 
          Después de muchos cafés con Baileys y unos cuantos chupitos del mismo, descubrí la crema de orujo. Y desde entonces, no volví a probar una gota de Baileys, nunca más.
 
          Claro que hay cremas de orujo y cremas; comercializan tantas marcas, que no sabría deciros una en concreto, pero desde luego que no todas saben igual.
 
          No sé cuál aconsejaros, sólo comentaros que para esta receta uséis una que os guste, y con eso servirá.
 
          Yo personalmente, uso una que compro en mis escapadas a Viveiro; buenísima, riquísima y caserísima.
 
          Decir por último, que no recuerdo de que blog saqué esta receta, pero desde entonces se han convertido en mis cupcakes preferidos, y que los hago una y otra vez de lo buenos que están.


  • INGREDIENTES:
-Para los muffins:

70 gr. de mantequilla en pomada
100 gr. de azúcar
2 huevos
50 ml. de leche
25 ml. de crema de orujo
120 gr. de harina tamizada
1 pellizco de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de levadura royal

-Para la cobertura (frosting de nutella):

150 gr. de mantequilla en pomada
150 gr. de azúcar glass
4 cucharadas de nutella

-Para la decoración:

Gotas de chocolate
Cacao en polvo Valor

          Lo primero que haremos, será poner el horno a 180º a precalentarse y preparar el molde de los cupcakes con sus cápsulas.
 
          Después batimos muy bien la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee, y luego añadimos los huevos de uno en uno.
 
          Mezclamos aparte la leche, la crema de orujo y el extracto de vainilla, y reservamos.
 
          Tamizamos la harina con la sal y la levadura, y la agregamos poco a poco a la mezcla de mantequilla.
 
          Luego echamos la mezcla de leche y batimos bien, hasta obtener una mezcla homogénea.
 
          Dejamos reposar unos 10 minutos,  rellenamos las cápsulas 3/4 de su capacidad, y horneamos unos 25 minutos aproximadamente.
 
         Una vez horneados los muffins, los dejamos enfriar sobre una rejilla y mientras hacemos el frosting de nutella.
         
          Para ello, batimos bien la mantequilla con el azúcar glass tamizado, y cuando lo tengamos, añadimos las 4 cucharada de nutella y removemos despacio.
 
          Una vez hecho el frosting, lo metemos en una manga pastelera, y cubrimos los muffins (aseguraros que estén bien fríos antes).

          Por último, decoramos con lo que tengamos a mano (si queréis); yo en este caso les puse unas gotitas de chocolate y los espolvoreé con cacao en polvo.
 
          Tremendos!!!




         

lunes, 26 de noviembre de 2012

MIS QUESADILLAS DE POLLO

          A petición de mi amiga Marta, hoy subo por fin esta receta al blog (aunque me estuve haciendo bastante de rogar porque es mi receta estrella).

          Tanto ella como yo somos unas enamoradas de México y de su gastronomía, y me encanta su teoría la cual dice que si el paraíso existe, está sin duda alguna en México.

          Me horrorizan los preparados que venden de comida mejicana por varias razones; una de ellas porque no tengo ni idea de lo que estoy comiendo, y otra porque no tiene nada que ver con la comida mejicana.

          Así que después de mucho experimentar para conseguir unas quesadillas lo más "mejicanas" posible, llegué a esta receta que sin duda se encuentra en una de mis favoritas.

          Hice muchas variaciones, y simplifique lo más posible la receta y los ingredientes, para que sin problema podáis hacer esta receta sin volveros locos. ¡No hay excusa para no hacerlas!


  • INGREDIENTES:
8 tortillas de trigo
50 gr. de mantequilla
1 cebolla grande
500 gr. de pechuga de pollo
300 gr. de champiñones frescos
1 guindilla cayena
50 ml. de coñac
200 ml. de nata líquida
200 gr. de mozzarella rallada
sal
pimienta
 
          Lo primero que vamos a hacer es poner la mantequilla en una sartén grande, a fuego medio para que se vaya derritiendo.
 
          Picamos la cebolla en juliana, y la agregamos a la sartén. Dejamos que se vaya pochando a fuego bajo para que se haga poco a poco y no coja color.
 
          Mientras troceamos el pollo en daditos, laminamos los champis y machacamos la guindilla en el mortero o picadora.
 
          Cuando la cebolla esté bien pochada, subimos el fuego y añadimos el pollo, removiendo bien para que no se queme la cebolla.
 
          Una vez que el pollo se va sellando, agregamos los champis, damos una vueltas  y cuando empiecen a perder dureza, echamos el coñac y reducimos a fuego alto dos minutos.
 
          Salpimentamos y añadimos la guindilla (podemos agregar más o menos, pero ir probando mejor), y luego la nata.
 
          Dejamos hervir la nata unos minutitos para que espese un poco, rectificamos de sal y retiramos del fuego.

          Agregamos la mozzarella y revolvemos bien hasta que se deshaga, y quede todo bien integrado.
 
          Ponemos las tortillas en un plato y las calentamos un minuto al micro, para que cojan elasticidad y sean más manejables.
 
          En la sartén dibujamos con una cuchara de madera una cruz para dividir el relleno en cuatro porciones más o menos iguales, y rellenamos las tortillas (ponemos de base una tortilla, una cuarta parte del relleno encima y tapamos con otra tortilla) y las partimos en cuatro porciones.
 
          Se pueden tomar en el momento o tomar más tarde, calentándolas sin problema en el micro, y están bueníiiisimas!!!


          Y como no, dedicar esta receta a mis grandes amigos Marta y Tomás, con todo mi cariño.
         

         

          

martes, 20 de noviembre de 2012

CAKE DE LIMA

          Después de debatir cuál iba a ser el destino de unas limas que tenía en el frigo que habían sobrado de una fiesta mexicana que di en casa, decidí hacer un cake de lima.
 
          Si los cake o bizcochos de limón estaban entre mis favoritos, el de lima esperaba que no me decepcionara, y así fue.
 
          El problema que surgió entonces, era que no tenía la sufiente harina para hacerlo, así que sustituí parte de la harina por maizena y quedo muuuuuyyyyyyy bueno igualmente.
 
          Comentar que casi no dio tiempo  a enfriarlo ni a  decorarlo con glasa, cuando comenzó a desintegrarse por arte de magia...
 

  • INGREDIENTES:
 150 gr. mantequilla en pomada
300 gr. azúcar
4 huevos
300 gr. harina
150 gr. maizena
1 sobre levadura
250 gr. queso batido 0%
ralladura de lima

          Comenzamos por batir muy bien la mantequilla con el azúcar, y luego vamos añadiendo los huevos de uno en uno.
 
          Incorporamos el queso batido y mezclamos bien.
 
          Después tamizamos la harina, la maizena y la levadura, y agregamos a la mezcla batiendo para que se integren bien todos ingredientes.
 
          Por último, rallamos una lima y echamos la ralladura a la masa del cake.
 
          Con el horno precalentado a 180º, engrasamos un molde para cake, vertemos la mezcla y horneamos durante 40-50 minutos.
 
          Una vez horneado, dejamos enfriar muy bien sobre una rejilla, y después decoramos al gusto. En este caso, lo decoré con glasa echa con azúcar glass y zumo de lima.
 
          Y una vez seca la glasa, a disfrutar!!!




jueves, 25 de octubre de 2012

PASTEL DE SALMON Y LANGOSTINOS

          No se si os pasa como a mi, que estáis un poco hartos del pastel de cabracho, por muy bueno que esté.
 
          Pues este pastel es una buena opción para cambiar un poco, y tengo que decir que por mucho que me gusta el de cabracho, éste me gusta más todavía.
 
          Además es bastante menos latoso de hacer que el de cabracho, se hace más rápido y el resultado no os voy a decir cuál es, para que lo hagáis, jejeje.



  • INGREDIENTES:
500 gr. de filete de salmón
12 langostinos grandes
200 ml. de tomate frito
200 ml. de nata liquida
4 huevos
sal
pimienta
 
           Comenzaremos por poner en una cacerola el salmón y los langostinos con agua fría y sal, al fuego.
 
          Una vez que comience a hervir, lo dejamos cocer 4 minutos, escurrimos y esperamos a que se enfríe antes de manipular.
 
          En un bol, vamos desmenuzando el salmón, teniendo cuidado de no echar ni espinas ni escamas, y los langostinos pelados.
 
          Añadimos el tomate, la nata y los huevos, y trituramos con la batidora.
 
          Salpimentamos y precalentamos el horno a 180º.
 
          Ponemos la mezcla del bol en moldes indivuales de silicona (también se puede poner en otro tipo de moldes o en uno grande, pero los tiempos no serán los mismos), e introducimos al horno durante aproximadamente unos 30 minutos.
 
          Para comprobar que esté cuajado el pastel, introducimos un palillo y si sale limpio, significará que está listo.
 
          Dejamos enfriar y una vez frío, lo podemos servir acompañado de las salsas que más nos gusten (mayonesa, salsa rosa o cualquier otra) y unos panecillos para untar.
         

martes, 16 de octubre de 2012

CHEESECAKE BROWNIES

          Encontrar esta receta marco un antes y un después en mi vida, indudablemente, jejeje.
 
          Partiendo de la base que me encantan los brownies y las tartas de queso, que mejor que un postre que las combina a la perfección.
 
          Entiendo que en un primer momento puede sonar raro lo de combinar el queso con chocolate, pero el resultado es sorprendentemente bueno, en esta ocasión (a veces lo que nos sale es incomestible o desagradable al paladar).
 
          Así que si sois de los que os gustan los brownies y las cheesecake, no dudéis en probar esta receta; y si solo os gusta una de las dos cosas, pues haced solo la que os gusta, duplicando cantidades. 



  • INGREDIENTES:
BROWNIE
185 gr. mantequilla en pomada
25 gr. de cacao en polvo
125 gr. azúcar glass
125 gr. harina
2 huevos

CHEESECAKE
285 gr. queso philadelphia
50 gr. azúcar glass
2 huevos

          Para empezar, ponemos el horno a precalentarse a 160º mientras preparamos la receta.
 
          Brownie: ponemos en un bol la mantequilla derretida y añadimos tamizados el cacao, el azúcar y la harina. Mezclamos y después incorporamos los huevos uno a uno, batiendo bien.
 
          En un molde cuadrado o rectangular engrasado, ponemos la masa del brownie y la extendemos para igualar la superficie.
 
          Cheesecake: en un bol ponemos el queso, el azúcar tamizado, los huevos y batimos bien.
 
          Agregamos la masa del cheesecake con cuidado sobre la masa del brownie para que no se mezcle, a no ser que queráis conseguir un efecto marmolado y lo metemos al horno durante 45-50 minutos.
 
          Dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla, y después desmoldamos y cortamos en cuadraditos con un cuchillo de sierra y mucho cuidado.
         
         

martes, 18 de septiembre de 2012

BERENJENAS RELLENAS A MI MANERA

          Esta receta surgió realmente de la vagancia para salir a comprar un poco de carne picada.
 
          En septiembre comienzan a salir las berenjenas en la huerta y con las primeras, además de hacerlas fritas en tempura (que están muy buenas), pensé en hacerlas rellenas de carne picada que me gustan mucho.
 
          Realmente el relleno lo hacía como una boloñesa, con la carne picada, zanahorias, tomate, etc, pero justo cuando me puse a hacerlas, no tenia carne picada y mucho menos, ganas de ir a comprarla.
 
          Así que abrí el frigo y me puse a mirar con que podía rellenarlas, y el resultado fue realmente bueno; tanto que desde entonces, solo las hago así, jejeje.
 
          


  • INGREDIENTES:
 2 berenjenas
4 lonchas de bacon
125 gr. de pavo cocido
1 cebolla mediana
2 dientes ajo
75 gr. champiñones
200 ml. nata
50 gr. cuatro quesos rallado
sal
pimienta
aceite de oliva

          Comenzaremos por abrir longitudinalmente las berenjenas, hacerles unos cortes sin llegar a la piel, y meterlas 5 minutos al microondas, para que se asen.
 
          Mientras, en una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos los dos dientes de ajo y la cebolla, bien picados.
 
          Cuando la cebolla esté pochada, añadimos el bacon en trocitos y el pavo, y esperamos a que se vayan haciendo.
 
          Picamos bien los champis (en mi caso eran de conserva) y añadimos también a la sartén, y removemos todo.
 
          Cuando las berenjenas estén asadas, les sacamos la carne con la ayuda de una cucharita, la picamos bien, y la agregamos a la sartén.
 
          A continuación añadimos la nata, salpimentamos y dejamos reducir la nata.
 
          Por último, rellenamos las berenjenas, espolvoreamos el queso rallado por encima y las gratinamos al horno o microondas, y ya están listas para comer!!!
 
         
         
 
         
 
 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

SUPERMAGDALENAS

          Hace muchísimo tiempo que ando detrás de una receta de magdalenas que me devuelva a mi infancia.
 
          Cuando yo era una enana, mi madre compraba todos los sábado unas magdalenas que en casa nos encantaban; solamente las había los sábados, y si no madrugabas e ibas pronto a comprarlas, te quedabas sin ellas porque volaban.
 
          No hace tanto tiempo de aquello, y recuerdo perfectamente que las vendían en la panadería debajo de casa, y las ponían en una cesta de mimbre en bolsitas transparentes con media docena de magdalenas.
 
          Eran enormes y con una, casi que desayunabas dos veces.
 
          Pues bien, después de muuucho tiempo haciendo pruebas y recetas de magdalenas, por fin puedo decir que estas son las supermagdalenas de mi infancia.

 


  • INGREDIENTES:
250 gr. de harina
125 gr. de maizena
1 sobre de levadura
una pizca de sal
275 gr. de azúcar
9 cucharadas de leche entera
200 ml. de aceite de girasol
3 huevos
la ralladura de medio limón
azúcar para decorar

          En un bol grande, mezclamos muy bien los huevos batidos, la leche, el aceite, el azúcar y la pizca de sal.
 
          A continuación añadimos la harina, la maizena y la levadura, bien tamizadas y mezclamos denuevo.
 
          Agregamos la ralladura de limón, removemos y rellenamos unos moldes para magdalenas más bien grandes, unas tres cuartas partes.
 
          Espolvoreamos una cucharadita de azúcar en cada magdalena, y horneamos unos 20 minutos a 170º.
 
          Dejamos enfriar y ya tenemos unas deliciosas magdalenas para el desayuno, la merienda, entre horas o como más os gusten, jejeje.
 
         

miércoles, 29 de agosto de 2012

MI PIZZA FAVORITA

          Tengo que confesar que no me gustan nada las pizzas que sirven las pizzerias a domicilio. Siempre me acaban empalagando y creo que es por su capa grasienta.
 
          Tampoco me gustan las pizzas congeladas o/y preparadas, porque o me saben a cartón o a me saben a plástico.
 
          Pero me encantan las pizzas de los restaurantes italianos y si encima tienen horno de piedra...ya es lo más, y también las pizzas caseras (aunque sean hechas con lo primero que encuentres en la nevera).
 
          Y después de mucho probar y probar, mi preferida es esta; con estos ingredientes, ni uno más ni uno menos y os aseguro que esta buenísima.
 
          Lógicamente no tiene porque ser la favorita de nadie más, pero espero que la probéis y luego ya me contaréis.
 
          Yo aprovecho a hacerla cuando hay fútbol y nos juntamos en casa con amigos a verlo, porque sale una pizza bastante grande para solo dos personas, aunque claro, depende de lo glotones que seáis.
 


  •  INGREDIENTES:
 500 gr. de harina
25 gr. de levadura fresca
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
150 gr. de salsa de tomate casera
200 gr. de queso mozzarella rallado
200 gr. de queso de rulo de cabra
1 cebolla
2 tomates
100 gr. de taquitos de jamón serrano
100 gr. de champiñones frescos
orégano
aceite de oliva

          Comenzaremos por preparar la masa poniendo en un bol grande la harina mezclada con la sal. Formamos un volcán y echamos en el centro la cucharada de aceite de oliva. En un vaso ponemos agua y lo calentamos un poquito al micro; después disolvemos en él la levadura fresca y añadimos al volcán.
 
          Es el momento de pringarnos e ir removiendo bien la harina con el agua. Después vamos añadiendo agua poco a poco hasta que se forme una masa homogénea.
 
          Espolvoreamos harina en una superficie lisa y amasamos bien la masa hasta que quede elástica y suave. Entonces la volvemos a poner en el bol ya limpio y dejamos reposar la masa por media horita.
 
          Cogemos una bandeja grande para horno, la cubrimos de papel vegetal engrasado con aceite de oliva y con la ayuda de un rodillo, estiramos y colocamos la masa en la misma.
 
           Sobre la masa, extendemos bien la salsa de tomate  y después pondremos la mozzarella.
 
          Desmenuzamos con las manos el queso de cabra y lo vamos colocando encima, al igual que los taquitos de jamón.
 
          Cortamos en juliana la cebolla y en rodajitas el tomate y los champis, y los ponemos también.
 
          Por último, espolvoreamos el orégano y echamos un chorrito de aceite de oliva por encima.
 
          Ya está lista la pizza para hornear. El tiempo aproximado será de unos 20 minutos, pero depende de cada horno, así que lo mejor es que estéis atentos.
 
          Una vez lista, cortar en porciones y a comer!!!
 
 
 
     
         

miércoles, 22 de agosto de 2012

NESQUIK CUPCAKES

          Esta receta surgió de un fuerte impulso de tomar algo con chocolate; pero cuando me puse a ver que podía hacer, observé que no tenia ni chocolate ni cacao en casa y se me ocurrió que el nesquik podía satisfacer mi antojo.

          Ya de mano había pensado en hacer unos cupcakes, y ni corta ni perezosa me puse a ello para hacerlos cuanto antes y lo mejor de todo, comerlos cuanto antes!!!

          Los decoré con lo que tenía por casa, pero antes me comí un par de ellos para quitar el repentino ansia chocolatero.


  • INGREDIENTES:
250 ml. aceite de girasol
250 ml. buttermilk (250 ml. de leche con una cucharada sopera de zumo de limón, reposado)
2 huevos
1 cucharada de esencia de vainilla
350 gr. harina
60 gr. nesquik
3/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
250 gr. azúcar

          Lo primero que haremos será poner el horno a 160º para que se vaya calentando.

          Luego ponemos todos los ingredientes líquidos en un bol y mezclamos bien con unas barillas; es decir, el aceite, el buttermilk, los huevos y la esencia de vainilla.

          En otro bol pondremos todos los ingredientes secos, bien tamizados y los mezclamos; osea, la harina, el nesquik, la sal, el bicarbonato y el azúcar.

          Después solo tendremos que volcar la mezcla del bol de los ingredientes secos al de los líquidos y batir.

          Rellenamos las cápsulas de cupcakes 3/4 partes de su capacidad, metemos al horno y esperamos de 30 a 35 minutos, hasta que estén listos.

          Enfriamos muy bien sobre una rejilla y luego decoramos al gusto. Yo los decoré con frosting de queso, frambuesas, perlas comestibles y azúcar glass.

          * Frosting de queso: 150 gr. de queso philadelphia, 50 gr. de mantequilla en pomada, aroma al gusto y 800 gr. de azúcar glass tamizado. Primero batimos muy bien el queso con la mantequilla y el aroma deseado, y después vamos añadiendo poco a poco el azúcar y seguimos batiendo hasta obtener una crema lisa.


   
         

sábado, 18 de agosto de 2012

ALBÓNDIGAS DE BONITO

          Después de unas fugaces vacaciones y una mudanza interminable, aquí estoy otra vez con mis recetitas.

          Una de las cosas buenas que tiene el veranín, es sin duda alguna, la llegada del bonito del norte.

          Me encanta en todas sus versiones: marmitako, a la plancha, con tomate, y un largo etcétera; pero para cambiar un poco, también lo podemos preparar en albóndigas y queda realmente rico.



  • INGREDIENTES:

Para las albóndigas:
600 gr. de bonito desmenuzado
2 huevos
50 ml. de leche
2 rebanadas de pan de molde
1 diente de ajo
perejil
sal
pimienta
aceite de oliva
harina

Para la salsa:
1 diente de ajo
1 cebolla
2 zanahorias
100 ml. vino blanco
1 litro de caldo de pescado
100 ml. de salsa de tomate
200 ml. de nata líquida
sal
pimienta
aceite de oliva

          Lo primero que haremos serán las albóndigas, y para ello pondremos a remojar el pan de molde con la leche.

          En un bol grande, echamos el bonito, los 2 huevos batidos, el diente de ajo rallado, perejil picado, y el pan remojado; salpimentamos y trabajamos con las manos.

          Formamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en aceite de oliva. Las reservamos sobre papel de cocina.

          Para hacer la salsa picamos muy bien el diente de ajo, la cebolla y las dos zanahorias, y lo ponemos a pochar con aceite de oliva.

          Una vez bien pochadito, añadimos el vino, el caldo, la salsa de tomate y la nata. Salpimentamos y dejamos reducir unos 10 minutos aproximádamente.

          Trituramos muy bien la salsa, añadimos las albóndigas de bonito y lo ponemos al fuego hasta que hierva todo junto.

          Servimos y acompañamos las albóndigas con lo que más nos apetezca; yo en este caso preparé unas patatinas fritas en dados. Ñam ñam!!!

         

         
         

         

domingo, 29 de julio de 2012

PUDIN DE PAN CON CHOCOLATE

          Estoy segura de que muchos de vosotros, en alguna ocasión habéis comido pan con chocolate. Y por qué no tomarlo en pudin???

           La idea de este pudin, surgió al encontrarme con una barra de pan de cuarto entera, del día anterior.

          Como no tenia muy claro que hacer con ella, se me ocurrió aprovecharla y hacer este rico y fácil postre, y la verdad  es que fue todo un éxito.

          Así que ya sabéis, cuando os sobre una barra de pan o tengáis una barra de pan duro, no se os ocurra tirarlo, sino usarlo para hacer un postre como este.



  • INGREDIENTES:
1 barra de pan de 250 gr.
1 litro de leche entera
150 gr. de azúcar
4 huevos
1 cucharada de vainilla
250 gr. de chocolate para postres

          Lo primero que haremos, será poner 750 ml. de leche al fuego con el azúcar, en una cazuela.

          Cuando comience a tomar temperatura, agregamos el chocolate en trocitos y lo disolvemos en la leche con unas barillas.

          Una vez disuelto el chocolate en la leche y sin que llegue a hervir, quitamos la cazuela del fuego y vamos añadiendo la barra de pan el trocitos.

          Después echamos la leche restante y la vainilla, batimos con la batidora y vamos echando los huevos de uno en uno y batiéndolo todo.

          Ponemos el horno a 200º, rellenamos una bandeja para horno a media altura con agua y encima vamos colocando el pudin en moldes de silicona individuales.

          A los diez minutos de encender el horno, metemos la bandeja con los pudines, bajamos la temperatura a 180º y dejamos cocer al baño maría 45 minutos.

          Una vez pasado el tiempo de cocción, apagamos el horno y lo dejamos abierto hasta que enfríe el agua, para evitar accidentes.

          Y por último, lo sacamos del horno, desmoldamos los pudines, decoramos al gusto y dejamos enfríar en el frigo antes de tomar.